Chances nos cuenta su experiencia en la primera edición de InnovaChallenge

Chances nos cuenta su experiencia en la primera edición de InnovaChallenge
Chances nos cuenta su experiencia en la primera edición de InnovaChallenge

BBVA API Market

La historia de cómo nos convertimos en ganadores

Mi nombre es Alejandro Hernández y formo parte del equipo que ganó la categoría de soluciones para empresas en la primera edición del concurso InnovaChallenge gracias a la aplicación ‘Chances’.

Trabajo como Project Manager en la empresa 4andgo (www.4andgo.com), en ella nos dedicamos al desarrollo de aplicaciones nativas multiplataforma para clientes que solicitan nuestros servicios. La verdad es que estos últimos años hemos estado muy ocupados intentando dar lo mejor de nosotros para crear apps de valor para nuestros clientes, sin embargo, no pasa una semana en la que en la oficina alguien no haya planteado una idea ‘genial’ o ‘revolucionaria’ con la que romper el mercado. A final por un problema de costes y tiempo no nos es posible llevarlas a cabo, a pesar de que nos da rabia pensar que pocos como nosotros tendrán la capacidad de imaginar, diseñar y producir en tan poco tiempo y de una manera centralizada estos proyectos.

También la experiencia de estos años nos ha dado la posibilidad de conocer lo difícil (o imposible) que es conseguir que un producto propio pueda competir en la selva en la que se ha convertido AppStore y GooglePlay, sin invertir una cantidad desorbitada de dinero en promocionarlo, tener una marca portante detrás, o ser bendecido por algún poder supremo que te convierta en el flappy bird de turno.

El concurso

De esta manera conocimos Innovachallenge, la excusa perfecta para animarnos a hacer algo de cosecha propia de lo que sentirnos orgullosos. Lo primero que nos gustó del concurso era su punto de partida, los datos, una cantidad inmensa de información, la cual no podíamos creer que el banco pusiera a nuestra disposición. Mucha gente aun piensa que en diversas instituciones es imposible innovar, nosotros íbamos a demostrar lo contrario gracias a este reto de Big Data.

Además si teníamos suerte los premios podrían devolver la inversión inicial. De esta manera lo planteamos un día a la hora de comer y se acordaron los siguientes puntos,

1. El proyecto se trataría como un proyecto secundario, por lo cualquier otra urgencia o proyecto vigente tendría prioridad sobre él. Esto significa básicamente ‘a currárselo por las noches’

2. Dejaríamos un alcance abierto de tal manera que intentaríamos presentar algo lo más cerrado posible pero desconocíamos lo que íbamos a poder construir en los tiempos de desarrollo que manejábamos. Lamentablemente (fuimos un poco desastre) nos enteramos del concurso tarde y sólo dispusimos de 4 semanas para llevar a cabo la conceptualización diseño y desarrollo.

Chances

Lo primero la idea, para ello toda la empresa aportó, cada uno trajo de casa su propuesta preparada y la expuso al resto (algunas con más fortuna y otras con menos pero todas muy originales) y de todas ellas pudimos sacar qué aplicación queríamos presentar,

– Tenía que ser sencilla, primero porque nosotros solemos apostar por funcionalidades específicas que no hagan de nuestra app un monstruo ingobernable y segundo porque no teníamos mucho tiempo. Además aplicaríamos un ‘flat design’ que nos diera un aspecto más limpio todavía aplicaríamos las animaciones justas que nos permitirán tener una experiencia de usuario óptima

– El usuario tendría que llegar a su objetivo en un par de pasos, no queríamos que tuviera que pulsar más que un par de veces en la pantalla para obtener información de valor para él

– Al oír BigData automáticamente nos vineron a la cabeza grandes pantallas de visualización con mapas de calor que suponíamos presentarían la mayoría de usuario. Nosotros queríamos potenciar más la funcionalidad que focalizara la sensación de ‘utilidad’ para los usuarios

– De las tres categorías existentes nos presentaríamos a la correspondiente a empresas, pues pensábamos que teníamos una idea que podría encajar perfectamente a las necesidades de algunas de ellas.

– Utilizaríamos más fuentes de datos a parte de la que nos ofrecía BBVA, queríamos integrar otras redes como Foursquare o Google Places.

– Y finalmente el concepto principal, como más tarde se describió “Una aplicación iPhone dirigida a emprendedores que analiza las posibilidades de éxito de un negocio según distintas variables como la competencia, la zona elegida y el perfil de sus clientes”.

Los primeros días fueron puramente de diseño, por lo que nuestro director de arte, Juan Luis, se puso a dibujar pantallas y crear la marca ‘Chances’. Lo que íbamos viendo en seguida nos gustó y nos animó a trabajar más y sacar más tiempo para poder terminar todo lo que planteamos. El flujo resultante fue el siguiente, el usuario selecciona una categoría (obtenidas de BBVA) y una localización para su negocio, a partir de esa información la aplicación le devuelve un flujo de información en la que encontrará a sus competidores (basados en la zona seleccionada, una correlación de categoría con foursquare, y la ordenación por popularidad que nos ofrece esta red), el perfil de cliente y los horarios de consumo con los que nos encontraremos. Es decir, 2 clicks = retorno de información, ¿Sencillo no? al final el disponer de poco tiempo jugó en parte en nuestro favor y nos hizo simplificar procesos beneficiando al usuario final. Además dimos una posibilidad de exportación de estos datos vía email que creímos profesionalizaba más el proceso.

Ganamos

Y llegó el veredicto, me acuerdo perfectamente del momento en el que recibí el correo de la organización diciéndonos que habíamos ganado, era primera hora, me levanté de la silla y los que estábamos en la oficina nos abrazamos y comenzamos a saltar como locos. ¡¡No nos lo podíamos creer, habíamos ganado!! y es que nuestro trabajo había gustado y mucho! y con ello vimos recompensado no sólo estas semanas de desarrollo sino todo el trabajo que habíamos hecho con 4andgo y tanto esfuerzo invertido en llegar hasta ese momento. Me acuerdo perfectamente a quién llame y cómo me temblaba la voz cada vez que lo contaba. Ese día hacíamos la reserva de la cena de Navidad y digamos que el sitio escogido sufrió un ligero ‘upgrade’ para darnos un gran homenaje.

El tiempo pasó volando hasta que desde BBVA nos llamaron para invitarnos a presentar la aplicación en un evento en su sede de Santa Bárbara, nos hizo mucha ilusión salir al estrado y poder explicar de palabra a nuestra querida Chances.

Puede que haya otras profesiones acostumbradas a los reconocimientos y los premios, pero no creo que la de informático o la de diseñador sea una de ellas. Vivimos en un país en el que algo así se suele asociar a un deportista, y no te das cuenta de la alegría que supone hasta que lo recibes y lo que puede cambiar en ti. Descubres tu potencial, tu capacidad y aumenta tu curiosidad y ganas de mejorar. Como en nuestro caso se convierte en el primer éxito de otros que lo siguen.

Futuro

Una vez pasado el concurso seguimos colaborando con BBVA en una herramienta similar a la que habíamos creado adaptando ciertas funcionalidades. Pasos como este demuestran que el banco apuesta por estas iniciativas y que tiene interés real en darlas continuidad, aprovechándose de estos saltos tecnológicos y potenciando ideas generadas por empresas jóvenes pero con gran experiencia en el sector.

Y sobre Chances… aún no ha podido ser publicada en los mercados de aplicaciones públicos, debido a que los accesos a los datos del banco aún se encuentran bajo uso restringido, pero ojalá que pronto tengamos la posibilidad de ofrecerla al resto del Mundo.

También podría interesarte