Cómo fidelizar a tus clientes a través de tu propio monedero digital

Cómo fidelizar a tus clientes a través de tu propio monedero digital
Cómo fidelizar a tus clientes a través de tu propio monedero digital

BBVA API Market

Los monederos digitales o e-wallets se han posicionado como uno de los medios de pago que más han crecido en la última década. Su tendencia ha sido año tras año claramente ascendente y, de seguir así, se pueden posicionar como el principal método de pago en el mundo en un futuro no muy lejano, sustituyendo a las tarjetas de crédito y, por supuesto, al dinero en efectivo.

Las APIs van a impulsar aún más si cabe su uso en los próximos años. La apertura de la infraestructura bancaria que ha impulsado la Directiva PSD2 en toda Europa permite, entre otras cosas, que cualquier TPPs pueda desarrollar soluciones que permitan que una empresa pueda ofrecer monederos digitales a sus clientes, mejorando su experiencia de usuario y, por supuesto, fomentando su fidelización.

Qué es un monedero digital

Un monedero digital (también conocido como e-wallet) es un soporte electrónico que realiza las funciones de tenencia, almacenamiento y transferencia de monedas virtuales dinero para efectuar pequeños pagos de forma virtual.

Tal y como ocurre con una cuenta bancaria o un monedero tradicional, el importe del monedero digital se va deduciendo de la cuenta conforme se van realizando pagos hasta que se agota completamente el saldo disponible, momento en el cual debe ser recargado para que pueda seguir siendo operativo.

Este tipo de monederos digitales suelen utilizar la tecnología Near Field Communication (o NFC) para efectuar pagos en comercios físicos simplemente acercando el teléfono móvil al TPV. También sirven para realizar pagos por Internet. En ambos casos, el importe de la compra se carga a una tarjeta bancaria o a una cuenta asociada al monedero.

Los monederos digitales comenzaron a aparecer a finales de 1990 gracias al éxito de Internet y a la generalización de los canales virtuales de pago entre la población. Pero no fue hasta hace unos pocos años cuando alcanzaron una gran popularidad a causa del espectacular crecimiento de las criptomonedas en general, y de Bitcoin en particular. De hecho, a medida que los negocios han comenzado a aceptar criptomonedas como medios de pago, los monederos electrónicos se están convirtiendo en una parte importante del sistema financiero.

La realidad africana: millones de monederos electrónicos y poca actividad bancaria

Aunque los monederos digitales son un método de pago bastante habitual en Europa, nada tiene que ver con su uso en África. Desde que M-Pesa, un producto de telefonía móvil de Safaricom, filial de Vodafone, entrase en Kenia en 2007, el uso del monedero digital a través del teléfono móvil ha crecido de manera exponencial en el continente africano, convirtiéndolo en el epicentro mundial en el uso de esta tecnología. En la actualidad, cuenta con más de 450 millones de usuarios activos, siendo la región del planeta donde más se utilizan estas soluciones de pago.

De hecho, según un reciente informe de la asociación de operadores móviles GSM, en el 2019 se superaron por primera vez los 1.000 millones de cuentas de dinero móvil en el mundo, la mayoría en países en desarrollo. En concreto, sus previsiones son que la región de África subsahariana supere los 500 millones de cuentas a finales de este mismo año.

Esta situación es especialmente relevante en algunos países. Por ejemplo, en Nigeria, el 60% de la población no tiene acceso a cuentas bancarias, ya que buena parte de la operativa bancaria tradicional se realiza a través de sus monederos digitales, lo que demuestra la importancia y efectividad de estos canales de pago entre la población.

La importancia de la fidelización y la utilidad del monedero digital

Pagar con el móvil en comercios con un monedero digital

Kopernet, una empresa dedicada a proporcionar soluciones empresariales en la nube, ha puesto de manifiesto la importancia de los clientes leales, que representan únicamente el 20% del total de la clientela, pero hasta el 80% de la facturación total del negocio y el 72% de visitas. Además, los afiliados a un programa de lealtad son un 70% más propensos a recomendar el negocio a amigos y familiares.

En este sentido, uno de los elementos que más puede contribuir a generar lealtad entre los clientes es el uso de un monedero digital, a través del cual puedas aumentar la frecuencia de visitas a tu negocio. Ya sea a través de un programa de puntos, ofreciendo descuentos en la compra de determinados productos o brindando un excelente servicio al cliente, su utilidad está fuera de toda duda para captar compradores recurrentes.

Dependiendo del tipo de cliente y de su uso, se puede proporcionar una ventaja u otra. Por ejemplo, en el momento de la recarga del monedero, se puede identificar si el cliente es asiduo o no para ofrecer una bonificación u otra. Lo mismo ocurre cuando se paga acercando el móvil al TPV, momento en el cual se puede ofrecer un descuento personalizado a los clientes por el uso de ese monedero digital identificando de forma rápida a quien está efectuando el pago.

Las posibilidades son bastante amplias, y el uso del teléfono móvil y el datáfono proporciona una opción bastante interesante para poder atraer a más y mejores usuarios, y así fidelizar a cada vez más clientes. Al fin y al cabo, una buena experiencia de compra siempre es un aliciente que ayuda a captar nuevos clientes a tu negocio.

Las APIs y los monederos digitales, una opción interesante para integrarlo en tus sistemas

La apertura de la infraestructura bancaria está haciendo que la funcionalidad de los monederos digitales vaya un paso más allá. Permite, entre otras cosas, que terceros ajenos al negocio bancario puedan desarrollar aplicaciones que se ajusten a las necesidades de una empresa gracias a las APIs, facilitando la integración de un sistema financiero totalmente operativo en un ecosistema (plataforma, app, web) de terceros completamente independiente.

Así, cualquier usuario, ya sea un empleado, un proveedor o un cliente, puede abrirse una cuenta digital desde la plataforma empresarial, gracias a APIs como Accounts de BBVA, sin necesidad de acudir a una sucursal. Posteriormente, si lo desea, puede asociar su monedero digital a esa cuenta y operar con él.

Además, con esta API, podrás emitir una tarjeta co-branded con BBVA vinculada a tu cuenta digital, y gestionar la consulta de movimientos y saldos con todo detalle y bajo el look & feel propio de tu plataforma.

También podría interesarte