Cómo una API puede ayudarte a incrementar las ventas de tu negocio con financiación al instante

5 min lectura
Cómo una API puede ayudarte a incrementar las ventas de tu negocio con financiación al instante
Cómo una API puede ayudarte a incrementar las ventas de tu negocio con financiación al instante

BBVA API Market

La transformación digital ha impulsado el proceso de venta de muchas empresas, uno de sus pilares fundamentales, y al mismo tiempo, uno de los más críticos. En los últimos años, han aparecido nuevos canales de compra digitales, novedosos servicios asociados al proceso comercial y, por supuesto, más y mejores ofertas y promociones.

Esta disrupción tecnológica ha sido posible, entre otras cosas, gracias a todo el potencial que proporcionan las APIs. La industria bancaria y financiera no ha sido ajena a esta transformación y, gracias al open banking y a las nuevas regulaciones europeas, han lanzado al mercado nuevas opciones que sirven como base para mejorar el proceso de venta. Una de las más interesantes y novedosas ha sido, sin duda, la posibilidad de obtener financiación al instante para, de esta manera, impulsar las ventas de las empresas.

El cliente en el centro del negocio bancario

Hablar de open banking y de APIs es hablar, casi de forma irremediable, de customer journey (o experiencia de cliente), un elemento cada vez más importante dentro de la industria financiera, ya que los usuarios demandan nuevos productos financieros que se ajusten a sus necesidades en cualquier lugar, en cualquier momento y desde cualquier dispositivo. La ecuación es simple: cuanto más innovador y abierto sea el proceso bancario, más posibilidades hay de que sus usuarios puedan obtener aplicaciones y soluciones adaptadas a sus necesidades.

Precisamente, este es uno de los pilares de la regulación PSD2 a nivel europeo: situar al cliente en el centro del negocio bancario. Así lo señala, entre otros, la Asociación Europea de Banca, que afirma que el open banking se preocupa por conocer los hábitos de sus clientes, por satisfacer sus necesidades y por adelantarse a ellos con productos innovadores. Es decir, prima la experiencia de usuario por encima de cualquier otra prestación.

Las APIs contribuyen a mejorar esta experiencia de usuario, especialmente en todo lo que tiene que ver con el proceso de compra. Un claro ejemplo es la integración de las soluciones de financiación bancarias con las aplicaciones de las empresas. Esto es especialmente interesante en aquellos sectores que generalmente ofrecen financiación para la compra de sus productos, como algunas compras recurrentes, el crédito hipotecario, los préstamos para la compra de un automóvil, etc.

Gracias a estos estándares de programación, los clientes pueden, por ejemplo, acceder en la misma acción de la compra a toda la información que el consumidor necesita para decidir la compra con financiación al instante, personalizada según sus intereses y necesidades, y todo ello sin salir del entorno de su servicio. Esta renovada experiencia de usuario puede ser el impulso definitivo para garantizar la operación comercial

La necesidad de lo instantáneo

Pero, ¿qué mejoran exactamente las APIs con respecto a los procesos de venta tradicionales? Los créditos y préstamos bancarios siempre han estado disponibles, especialmente en algunos procesos de compra en los que generalmente interviene la financiación, como la compra de un coche o la compra de una vivienda. La diferencia radica, fundamentalmente, en la inmediatez.

Las agencias de préstamo tienen las herramientas adecuadas para evaluar si un determinado cliente cumple con los requisitos para que se conceda la financiación. Gracias a ello, las entidades financieras, pueden estudiar la solvencia de los clientes bancarios para entender su comportamiento, identificar riesgos ocultos y ofrecer de esta manera la financiación que mejor se ajuste a sus intereses.

La conclusión de estos análisis se comparte con las fintech gracias a APIs como Auto Loan o Checkout Financing, y tiene como objetivo desarrollar soluciones que se ajusten a las necesidades de los clientes, en tiempo real y en el mismo momento en el que se produce el proceso de compra. En general, si el informe es positivo, el cliente verá en su pantalla que su financiación ha sido autorizada.

Un público potencial mucho más elevado

El informe ‘The future of banking is open’, de PwC, ensalza las virtudes del open banking para calcular el nivel de solvencia de los clientes de los que no se tiene información financiera suficiente (lo que en inglés se conoce como credit scoring thin-file) y así decidir qué financiación es más adecuada para su perfil. Gracias a esta posibilidad, el potencial del open banking podría incrementar las ventas de las pymes y las empresas de distribución en más de 7,2 mil millones de libras para 2022.

De esta manera, la financiación puede llegar a muchas más personas, especialmente aquellas que no han tenido demasiado contacto con los productos bancarios y, en general, con la actividad financiera. Además, en una gran mayoría, son usuarios jóvenes que han crecido en un contexto digital, y que se pueden beneficiar de todas las ventajas que proporcionan las APIs, y a las que ya están acostumbrados, como una solicitud totalmente online, no tener que pasar por sucursal ni agencia, etc. 

Las APIs de BBVA de financiación al instante

BBVA también se ha querido sumar a este cambio de paradigma, ofreciendo varias APIs que proporciona financiación al instante para sus clientes. Una de ellas es la API Auto Loan de BBVA, que se aplica al sector de la automoción. Permite realizar simulaciones en tiempo real de qué condiciones recibiría un cliente al solicitar un préstamo para comprar un automóvil e incluso contratarlo a través de la propia plataforma. Algo similar ofrece la API Mortgages, pero enfocado a la concesión de hipotecas, y Checkout Financing, orientado a ofrecer una financiación disponible para distintas compras en un mismo negocio. 

Gracias a todas ellas, cualquier servicio puede integrar la financiación dentro del proceso de compra, personalizar las ofertas y poner a disposición del usuario todos los datos relevantes sobre su préstamo, por ejemplo, sus límites, importes, plazos y comisiones.

Pay Later: un caso de uso de las APIs para impulsar las ventas

Uno de los casos de uso más habituales cuando hablamos de financiación instantánea es el de Pay Later, que viene a mejorar el proceso de compra de las empresas y la experiencia de los usuarios. Hasta ahora, los comercios electrónicos tan solo ofrecían a sus clientes la posibilidad del pago al contado. Sin embargo, gracias a todo el potencial que ofrecen las nuevas APIs, los consumidores tienen una opción adicional: la posibilidad de financiar sus compras en el mismo momento en el que se produce la transacción comercial.

A ello ha contribuido un nuevo estándar lanzado por SWIFT el año pasado, una API llamada Pay Later standard, a través del cual cualquier aplicación puede añadir una nueva funcionalidad, la de pagar más tarde, a sus aplicaciones. De esta manera, los usuarios pueden acceder a una serie de opciones de financiación instantánea de un conjunto de bancos a nivel europeo y seleccionar aquel que mejor se ajuste a su perfil.

El proceso es el siguiente: los fondos de estos préstamos instantáneos se envían directamente al comercio en tiempo real. Este, a su vez, envía directamente los bienes al cliente que, posteriormente, se encarga de ir pagando las cuotas del mismo. Así, las ventas se incrementan, ya que hay más liquidez para completar la compra, y las entidades pueden llegar a una clientela mucho más amplia que no comprarían el producto al contado. Además, se refuerza la seguridad en el proceso de compra.

En definitiva, las APIs se han convertido en un aliado para la transformación digital de los principales procesos empresariales, y algo tan importante como la consecución de la operación comercial en el punto de venta no iba a ser una excepción. Un cambio de paradigma que, sin duda, servirá para incrementar las ventas de cualquier negocio.

También podría interesarte