El futuro del sector hipotecario: así afectará el open banking a todo el proceso de compra de una vivienda

3 min lectura
El futuro del sector hipotecario: así afectará el open banking a todo el proceso de compra de una vivienda
El futuro del sector hipotecario: así afectará el open banking a todo el proceso de compra de una vivienda

BBVA API Market

La compra de una vivienda es una de las actividades más estresantes a las que se enfrentan las personas. La necesidad de buscar información, el tomar decisiones que afectarán al futuro o la incertidumbre sobre las condiciones de concesión de una hipoteca pueden disuadir al comprador. El open banking permite ofrecer servicios que afianzan el proceso de compra de la vivienda.

Concretamente a través de las APIs, el open banking es capaz de dar respuestas a muchas de las preguntas a las que se enfrenta quien busca una vivienda: ¿puedo permitirme comprar este piso?, ¿en qué condiciones contrataría la hipoteca?, o ¿me concederán el préstamo? Son algunas de las dudas que permiten resolver.

¿En qué consiste el proceso de compra de una vivienda?

Para entender cómo influye el open banking en el proceso de compra de una vivienda, el primer punto es desgranar en qué consiste este. En realidad, empieza mucho antes de que un posible comprador acuda a mirar un piso —o, al menos, debería hacerlo—. El proceso ideal seria:

  1. Evaluar la capacidad económica usando datos.
  2. En base a ella, tener claro qué vivienda se necesita o quiere.
  3. Buscar inmuebles que cumplan estas características.

Lo óptimo es analizar primero la capacidad económica que se tiene como comprador de una vivienda. Pero este punto pasa por acudir a la sucursal del banco y preguntar, en base al nivel de ingresos y ahorros disponibles, cuál es esa capacidad.

Bancos como BBVA permiten realizar esta consulta de manera online y pueden orientar al comprador ofreciéndole distintas posibilidades en función del importe de la vivienda y del tiempo de amortización. Sin embargo, esta no suele ser la forma en que se empieza a buscar vivienda.

Por lo general, el comprador entra directamente en los portales de compraventa de inmuebles, priorizando sus deseos y qué tipo de casa quiere frente a su capacidad, que a menudo le es desconocida. Y este desconocimiento puede suponer tanto un freno a la compra (no se interesa porque no está seguro) como un intento de compra infructuoso (pide información pero luego se demuestra incapaz para realizar la adquisición).

Adaptar la experiencia de cliente al cliente

Este comportamiento es perfectamente comprensible. En definitiva, la compra de una casa es un proceso que se afronta una o dos veces en la vida, generalmente, y la mayoría no somos expertos inmobiliarios. Pero la experiencia de la compra puede mejorarse y personalizarse aún más para facilitar todo el proceso.

El open banking así lo ha demostrado, gracias a las APIs. El objetivo de estos sistemas es, por un lado, facilitar información al comprador sobre su perfil y capacidad económica y, por otro, mostrarle simulaciones que le ayuden a hacerse una idea más clara de las condiciones de contratación de su futura hipoteca, antes de contratarla.

Cómo contratar una hipoteca gracias al open banking

El préstamo que mejor se ajusta a la compra

Como se destacó en el Open Banking World Congress 2020, el open banking ha sido capaz de aproximarse a las necesidades del usuario a través de APIs.

Gracias a estas herramientas, el comprador no necesita abandonar la plataforma inmobiliaria y acudir al banco para comprobar dichas condiciones relacionadas con la hipoteca. En su lugar, la API puede integrarse en el proceso de solicitud de información y le permite ejecutar simulaciones hasta dar con un pago hipotecario que se adapte a sus necesidades.

El futuro comprador podrá comprobar diferentes variables como las cuotas de pago mes a mes hasta el final de la hipoteca, o el interés aplicado. En el proceso, además, se llevará a cabo una evaluación completa del cliente y se obtendrá un certificado para el mismo.

Preconceder un crédito hipotecario vía API

Una de las grandes ventajas de estas APIs es la posibilidad de generar una simulación no solo realista, sino vinculante, que el usuario pueda firmar.

Esta forma de simplificar la interacción bancaria dentro de la propia plataforma también mejora de forma notable el proceso de compra y elimina parte de las trabas que aparecen en este tipo de adquisiciones de gran valor. El usuario tendrá más información y podrá tomar decisiones más inteligentes.

Realizar todas las gestiones por internet

Ya en 2018, el teléfono móvil se había convertido en «el primer dispositivo para buscar vivienda», según datos de Posizionarte. Aunque la finalización de la compra tiende a realizarse en el ordenador cuando esta es online, según el informe ‘Estudio Anual IAB Spain Mobile Marketing’ (2019), la búsqueda de información sigue realizándose desde el móvil.

El teléfono móvil se ha convertido en la plataforma por defecto para realizar consultas y compartir información, motivo por el cual las APIs deben facilitar la integración con plataformas responsive o directamente aplicaciones. El usuario quiere tener toda la información en la palma de su mano, y operar en base a ella sin tener que cambiar de dispositivo.

El open banking ha cambiado la experiencia de compra de vivienda, especialmente durante la pandemia. Gracias a las API bancarias, este proceso se ha simplificado de cara al usuario y las plataformas que hacen uso de estos sistemas se benefician de esta simplificación.

También podría interesarte