La tecnología financiera ayuda a acercar los servicios financieros a negocios más pequeños

La tecnología financiera ayuda a acercar los servicios financieros a negocios más pequeños
Imagen de la persona

BBVA API Market

Las Pequeñas y Medianas Empresas, o PYMES, constituyen un mercado crítico. La Oficina del Representante Comercial de los Estados Unidos las ha considerado “la columna vertebral” de la economía americana.  BBVA recientemente reunió a un panel de expertos en la Fintech University de BBVA en San Francisco, analizando el tema mediante un diálogo fresco y reflexivo. Entre los participantes, cabe destacar la presencia de Farhan Ahmad, fundador y Consejero Delegado de Bento for Business; Jorge Sun, Consejero Delegado y cofundador de LendingFront y Evan Singer, Consejero Delegado de SmartBiz. Si su empresa no está abordando actualmente las necesidades financieras de las pequeñas empresas, es posible que esté perdiendo el tren.

¿Qué retos en relación con las PYMES resultan únicos?

A pesar de su papel vital en la economía, con mucha frecuencia las PYMES están desatendidas por los proveedores de servicios financieros. Las instituciones financieras tradicionales pueden mostrarse reticentes a la hora de realizar préstamos ya que las cantidades prestadas son pequeñas y el flujo de la actividad puede resultar inconsistente. Si a esto se añaden procesos de aseguramiento tradicionales que requieren una gran cantidad de documentación, los bancos suelen considerar que prestar dinero a las PYMES resulta engorroso, costoso e ineficiente.

Las PYMES constituyen un mercado atractivo. Según los datos de la Administración Estadounidense para las Pequeñas Empresas, en los Estados Unidos hay más de 28 millones de PYMES. Dos de cada tres puestos de trabajo en el país son creados por pequeñas empresas y, al mismo tiempo, las pequeñas empresas generan 16 veces más patentes que las grandes empresas. No obstante, a pesar de esta oportunidad, las empresas de tecnología financiera pueden carecer de infraestructura, capital o conocimiento experto para abordar las necesidades desatendidas de las PYMES.

¿De qué forma las empresas de tecnología financiera pueden ayudar a abordar este reto?

Uno de los puntos clave que trató el panel es que las empresas de tecnología financiera pueden servir de puente entre la PYME y el banco. Los emprendedores del campo de las tecnologías financieras pueden concentrarse en aportar a las PYMES productos y ofertas de servicio innovadoras. No tienen por qué replicar capacidades que pueden adquirir fácilmente.  Al dar servicio a las pequeñas empresas, “los bancos tienen una ventaja regulatoria, pero nosotros aportamos la tecnología y la transparencia”, afirmó Jorge Sun. Las APIs permiten que las empresas de tecnología financiera aprovechen la infraestructura y el know-how del banco. Esto significa que la empresa de tecnología financiera puede centrarse en crear una experiencia mejorada para clientes de pequeñas empresas.

Las empresas de tecnología financiera poseen la tecnología para agilizar los procesos de préstamo. Dependiendo de quién financie el préstamo, esto también puede ayudar a los bancos. Un socio bancario que aporte capital puede llegar a la conclusión de que trabajar con una empresa de tecnología financiera constituye una forma más eficiente de participar en el mercado de las pequeñas empresas.

Varios prestamistas pertenecientes a la industria de la tecnología financiera centrados en pequeñas empresas operan como mercados. Si pueden crear relaciones con diversos bancos, pueden aumentar sus posibilidades de encontrar el préstamo adecuado para una determinada PYME que sea cliente. A su vez, esto implica que puede cerrarse un mayor número de préstamos, los cual beneficia a las empresas de la industria financiera, a los socios bancarios y a las PYMES. El camino al éxito supone ayudar a las PYMES a contratar préstamos de forma rápida, segura y fácil (muchos de estos préstamos se necesitan desesperadamente).

Ideas adicionales aportadas por el panel

Los ponentes se mostraron de acuerdo en que la misión (ayudar a sobrevivir a las pequeñas empresas) podía ser tan importante como la propia economía.

Analizaron algunos de sus momentos más destacables, aquellas vicisitudes que hacían que se sintieran más orgullosos. Evan Singer comentó cómo SmartBiz ayudó a una pequeña empresa cuyas solicitudes fueron rechazadas por tres bancos distintos y ya consideraba la posibilidad de retirarse del mercado. SmartBiz pudo otorgarles 350.000 dólares estadounidenses. “Las empresas a las que podemos ayudar se muestran tan satisfechas y agradecidas porque creo que en el mercado actual se sienten un poco abandonadas”, afirmó.

Conclusiones clave

Las PYMES desatendidas están ansiosas de acceder a nuevas vías para obtener el capital que necesitan con urgencia. Los emprendedores del mundo de las empresas financieras que están utilizando API se encuentran en una posición única para acelerar la marcha a la hora de situar en el mercado estas novedosas soluciones en el terreno de los préstamos. 

*El presente artículo pertenece a una serie de artículos de BBVA acerca de las últimas novedades en el ámbito de las empresas de tecnología financiera y los servicios bancarios.

Puedes leer más información aquí

 

También podría interesarte