Qué es una cuenta digital y cómo funciona

4 min lectura
Qué es una cuenta digital y cómo funciona
Qué es una cuenta digital y cómo funciona

BBVA API Market

Las cuentas digitales se caracterizan por una apertura flexible y sencilla y por ofrecer al usuario la posibilidad de efectuar operaciones, consultar saldos o estar al tanto de su estado financiero a golpe de clic. De ahí que hayan surgido APIs que permiten abrir cuentas bancarias dentro de plataformas de terceros, como es el caso de la API Accounts, de BBVA API_Market.

Esta API se encarga de proporcionar un modo de abrir una cuenta digital en BBVA en cuestión de minutos, sin moverse de casa y sin salir de la aplicación o página web desde la que estamos operando. Por ello, podemos encontrarla en plataformas que prestan servicios bancarizados como portales de compra-venta, tiendas online, plataformas de crowdfunding o establecimientos que buscan fidelizar a sus clientes.

¿En qué consiste una cuenta digital?

La cuenta digital no es muy diferente a una cuenta bancaria tradicional: tiene un número IBAN, está regulada por la normativa de seguridad bancaria, y permite la realización de operaciones tradicionales tales como pagos y cobros; así como la consulta de saldo y movimientos.

En el caso de la apertura de una cuenta digital a través de APIs como Accounts, disponible en BBVA API_Market, también es posible ofrecer la contratación de una tarjeta de débito con la que realizar pagos en todos los puntos de venta que permitan su uso, tanto en tiendas físicas como digitales.

Las cuentas digitales se caracterizan por su facilidad de apertura, a menudo con pocos clics y a distancia; por tener un perfil de riesgo bajo en base al Reglamento (UE) 1286/2014 (Orden ECC/2316/2015 en España), por el abanico de herramientas financieras tradicionales que incluyen, y por su bajo coste para el usuario/cliente.

De cara a la integración de cuentas digitales en plataformas web/app a través de APIs, se suma una ventaja más: el usuario no tiene que salir del proceso que esté llevando a cabo para crear una cuenta externa, sino que la propia plataforma recoge esta posibilidad y presenta el registro con una estética uniforme.

¿Cuál es el procedimiento de apertura de una cuenta digital?

Las cuentas digitales pueden abrirse en poco tiempo y desde un teléfono móvil, por ejemplo, o desde el ordenador de tu casa. Un ejemplo de ello es la Cuenta Online Sin Comisiones de BBVA, que permite la identificación mediante videollamada para evitar el tener que desplazarse hasta una sucursal.

Esto último ya era un valor relevante antes de la covid-19, pero está siendo imprescindible tras la misma. Para abrir una de estas cuentas solo es necesario disponer de un teléfono móvil con conexión a internet,  tener a mano un número de cuenta del que seamos titulares y el DNI.

Qué es una cuenta digital

En el caso de la apertura de una cuenta a través de la API Accounts, este es el procedimiento que deberá seguir el usuario, sin necesidad de abandonar el entorno desde el que está operando:

  1. El usuario accede a la plataforma del negocio en cuestión, solicita la apertura de una cuenta a través de la API, e introduce sus datos personales en base al reglamento europeo PSD2. Es un registro sencillo.
  2. Al instante, BBVA valida dichos datos y envía un mensaje al teléfono del solicitante. Dentro de este SMS hay una clave única para acceder una única vez al sistema. Se trata de un mecanismo de seguridad.
  3. El usuario introduce esta clave en la aplicación, confirmando así que fue quien inició el proceso. Esto evita que otras personas puedan abrir una cuenta en nombre de otras.
  4. En ese momento se recibe un email para poder descargar la aplicación de BBVA y empezar a operar con la cuenta. Por ejemplo, ingresar capital o realizar pagos.

Este registro lleva unos minutos, después de los cuales es posible operar con la cuenta digital, así como solicitar una tarjeta de débito asociada.

Por qué implementar una API como Accounts en la oferta de negocio

Todos los negocios trabajan con clientes y proveedores. Integrar una API como Accounts proporciona a estos agentes un servicio complementario a la hora de realizar sus pagos, cobrar o mantener actualizada su información contable y, por tanto, también aporta un plus de valor a aquellas empresas que se animan a hacer uso de estos servicios bancarizados en sus sistemas.

Algunos ejemplos B2B pueden ser el de una empresa con fábricas que invite al uso de Accounts por parte de sus proveedores, con el objetivo de poder depositar los pagos de forma enlazada a la plataforma común que ya están usando como parte del negocio; o el de una cadena de restaurantes que permita a sus franquiciados la apertura de cuentas desde las que gestionar activos contables.

La misma herramienta también es muy útil en el segmento B2C. Una plataforma de crowdfunding puede usar este tipo de servicios bancarizados para permitir que los clientes administren sus donaciones, y una empresa que comercialice inversiones ‘tokenizadas’ puede usar estas cuentas para que sus usuarios intercambien estas fracciones entre sí.

Dar la posibilidad a los clientes y proveedores de abrir una cuenta bancarizada también es una forma de fidelizar a estos. Tener la posibilidad de consultar saldos o movimientos, estar al día del estado financiero o recibir una tarjeta de débito son motivos de peso para que un usuario se cuestione si salir de determinada plataforma. Una vez implantadas, actúan como barreras de salida.

Una de las mayores ventajas de la integración de cuentas bancarias en plataformas a través de Accounts es la posibilidad de mostrar una estética sin fisuras al usuario, que no tiene por qué salir del sistema para realizar consultas u operaciones. Esta facilidad en la operativa diaria es clave para los clientes, que buscan entornos ajustados a sus necesidades.

También podría interesarte