Redes sociales de ideas: explosión de creatividad para tu negocio

3 min lectura
Desarrolladores / 28 agosto 2014
Redes sociales de ideas: explosión de creatividad para tu negocio

BBVA API Market

“Todo lo que sabes es, a menudo, un misterio para otros; tu mente está llena de tesoros que nadie más ha visto, por eso, compártelos, ya que si compartes una idea ésta no desaparece, se multiplica”. Con estas palabras, la escritora Jessica Hagy resume muy bien la tendencia hacia la democratización del proceso de creación de ideas que se está dando, no solo entre los ciudadanos de una sociedad, sino también a la hora de impulsar los negocios.

 

Dentro de este marco, las denominadas 'redes sociales de ideas' son lugares donde se dan cabida todas las voces creativas y en las que se trata de romper, no sólo con la comunicación unidireccional, sino también con la bidireccional, adentrándose en un entorno de colaboración plural. Para un emprendedor o pequeño negocio, este modo de proceder se traduce en la comunicación de forma colaborativa con otros emprendedores o profesionales, con el objetivo común de obtener nueva información y elaborar propuestas y soluciones con diferentes puntos de vista.

 

Ideas4all

 

Entre las redes sociales de ideas existentes destacan plataformas como Ideas4all que ofrecen un espacio online, de libre acceso y fácil uso donde cualquier persona emprendedora puede buscar y encontrar apoyos para hacer realidad su propuesta de negocio. En general, se trata de canales sencillos de participación, gracias a distintas funcionalidades como la división de ideas en categorías temáticas o estratégicas y/o el uso de técnicas de gamificación y motivacionales (como la generación de retos, concursos, sistemas de puntos y reconocimientos a los usuarios más activos, entre otras).

 

Bajo el título Innovation Agora, Ideas4all, ofrece a todos los interesados una herramienta tecnológica con la que es posible mejorar una idea original gracias a la participación de otros usuarios, creando una 'mente colectiva'. Así, se comparten ideas basadas en necesidades específicas que mejoran la productividad y calidad laboral; es posible apostar por un entorno de innovación 2.0.; además de fortalecer la economía de un negocio mediante recursos como los concursos de ideas, que impulsan proyectos de emprendimiento y su posterior implantación.

 

A partir de este tipo de procesos pueden surgir iniciativas como la convocatoria creada por Ideas4all para Mutua Madrileña que, bajo el nombre Ideas Mutua, pretendía mejorar algunos aspectos del negocio de la compañía a través de la colaboración de sus empleados. La propuesta ha recibido en su última edición más de 500 propuestas por parte de trabajadores de diferentes departamentos, que se reunieron para estudiarlas y aplicarlas junto con el comité y el presidente de la compañía.

 

Otra de las empresas que se unió a este tipo de iniciativas es Heineken España que, entre mayo y junio de 2012, realizó un proyecto piloto a través de esta misma red con un reducido grupo de empleados. Con la plataforma Ingenia: destapa las ideas, la compañía buscaba ideas para mejorar su negocio. Dado el éxito cosechado, en unos meses extendió la iniciativa a todos sus empleados en España. En poco tiempo, Heineken generó cientos de ideas de nuevos productos, envases y formatos para su comercialización.

 

OpenIDEO

 

Con este mismo objetivo nació también la red de ideas Open Ideo que, bajo el apartado 'Retos', pregunta a sus usuarios, bajo la esponsorización de una empresa, como podrían mejorar diferentes aspectos de ésta o del mundo que nos rodea.

 

En este sentido, Coca-cola propuso un reto en el que se pretendía encontrar ideas para perfeccionar las técnicas de reciclado en nuestra propia casa. A partir de aquí, los usuarios debían generar ideas sobre este tema, mejorarlas a través de comentarios, desarrollar un prototipo de la solución y, al final de proceso, las diez mejores eran entregadas al patrocinador para que las llevara a cabo.

 

Innovación abierta

 

A este sistema de trabajo se le ha venido llamando desde hace tiempo Innovación Abierta, ya que en este tipo de procesos de innovación, el Departamento de I+D+i se extiende a profesionales externos al negocio, abriendo su abanico de posibilidades en el mercado y a costes mucho más asequibles para los pequeños emprendedores.

 

Un gran ejemplo de innovación abierta es el de Lego, que permite diseñar un nuevo concepto o figura utilizando las piezas, subirlo a la plataforma y, si logra 10.000 votos del público, pasarlo al jurado interno de la compañía que define la viabilidad del diseño y decide si finalmente es producido. Además, cada creador recibe un porcentaje de las ventas de ese producto.

 

Aunque no todas las entidades reciban una respuesta tan abrumadora como la de Lego, imagina lo que es tener un número ilimitado de creadores de ideas para tu empresa. El costo de tener un equipo de investigación y desarrollo constante es alto y no apto para la mayoría de emprendedores, pero puede ser sustituido si se cuenta con unos objetivos muy bien definidos y la capacidad de adentrarse en el mundo de la Innovación Abierta y las redes sociales de ideas.

 

También podría interesarte