Apple ResearchKit: los usuarios como ‘cobayas’ de los desarrolladores

4 min lectura
Apple ResearchKit: los usuarios como ‘cobayas’ de los desarrolladores
Apple ResearchKit: los usuarios como ‘cobayas’ de los desarrolladores

BBVA API Market

La salud es uno de los sectores en los que los nuevos avances tecnológicos pueden cambiar todo el ecosistema actual. El desarrollo de software, los famosos wearables, el internet de las Cosas y los Big Data están provocando ya una auténtica revolución dentro del campo médico. Apple, empresa conocida por sus soluciones innovadoras y creativas, acaba de lanzar Apple ResearchKit, una plataforma de software de código abierto especial para desarrolladores. 

La idea de Apple es poner a disposición de la comunidad investigadora una herramienta que les permita lanzar aplicaciones que puedan aportar un valor añadido a la investigación y los estudios médicos y utilizar las enormes prestaciones de su dispositivo estrella, el iPhone, para colocar a Apple en el centro de ese proceso transformador. 

Millones de usuarios de teléfonos móviles inteligentes en todo el mundo tienen un iPhone, un dispositivo que es capaz de extraer y almacenar una gran cantidad de datos personales indispensables para crear un expediente médico: 

– Nombre y apellidos.

– Fecha de nacimiento. 

– Afecciones médicas. 

– Reacciones alérgicas. 

– Medicación que sueles tomar. 

– Peso y altura.

– Grupo sanguíneo. 

– Patrones de movimiento. 

Ahora tenemos usuarios, dispositivos móviles y datos, pero nos faltan más herramientas para conectar todo eso con una verdadera salud digital. 

¿Qué nos permite Apple ResearchKit?

Hoy en día, cuando debemos hacer un chequeo médico completo, son muchas las pruebas a las que tenemos que someternos en un hospital. Lo que nos plantea Apple es algo similar, pero desde una perspectiva totalmente distinta. Con las aplicaciones del ResearchKit, cualquier paciente podría acumular datos médicos de valor en su dispositivo, dar acceso a esa información a los médicos y ser parte proactiva en la creación de su propio expediente médico. 

Además, habría otros dos elementos importantes: 

– Los datos permiten al propio usuario hacer comparaciones de dietas, ejercicios o vacaciones y establecer qué rutinas son más adecuadas para su salud. 

– También puede darse de alta en estudios médicos colectivos que usen su información para hacer avances importantes en el campo de la investigación. 

Tú facilitas tus datos por el bien común

ResearchKit puede convertirse, gracias a la enorme penetración de Apple y su iPhone en el mercado, en un gran facilitador de datos para los investigadores. La compañía de Cupertino cree que su nueva plataforma tiene muchas ventajas tanto para los investigadores como para los desarrolladores que darán soporte: 

– No existe investigación médica sin voluntarios que se presten a hacer pruebas y ceder sus datos. Esta plataforma permite, de forma sencilla, facilitar el almacenamiento y cesión de información para los estudios médicos. 

– Si los grupos de estudio aumentan considerablemente gracias a las nuevas facilidades, los resultados de las investigaciones deberían ser más fiables. Además, datos más frecuentes nos llevan a resultados más sólidos: con los nuevos dispositivos, un usuario es un paciente 24×7 durante todo el año.

– Algunas de las funcionalidades del iPhone como el acelerómetro, el barómetro o el giroscopio son fuentes de información muy valiosas para cualquier investigador. ResearchKit recopilaría fácilmente todos esos datos. 

Plataformas y aplicaciones de código abierto

Apple ha lanzado ResearchKit como un framework de código abierto por una razón obvia: si todos los desarrolladores pueden acceder al código de otras aplicaciones y sus ideas pueden servir al resto para mejorar las suyas, la plataforma de Apple podría ser el principio de una revolución médica. 

Además, la compañía ya cuenta con un aliado muy poderoso dentro de su propia estructura: el HealthKit, el paquete de aplicaciones de salud y fitness introducidas en los últimos dispositivos de Apple y el sistema operativo iOS 8. En ese kit, los usuarios ya disponen de más de 900 aplicaciones. 

Si el usuario facilita el acceso a datos como los hábitos deportivos con el recuento de pasos, el ritmo cardiaco o el consumo de calorías a través de HealthKit, los investigadores y desarrolladores detrás de ResearchKit podrían hacer avances importantes en el marco de la investigación científica. 

Aplicaciones de investigación sobre varias enfermedades

El framework de ResearchKit cuenta con tres módulos personalizables que los desarrolladores pueden usar tal cual para crear cualquier aplicación o bien usar el código abierto para crear módulos similares desde el cero: 

– Encuestas: este módulo provee a los desarrolladores de una interfaz de usuario sencilla que permite crear cuestionarios médicos de forma rápida. 

– Consentimiento informado: este módulo ofrece a los desarrolladores plantillas visuales de consentimiento informado, que permiten explicar los detalles concretos del estudio y la información que se necesita recabar. Además, permite obtener la firma de los futuros participantes del estudio.  

– Tareas activas: este módulo permite ir un poco más lejos de los previsto en los dos módulos anteriores. Algunos investigadores pueden necesitar más información de la extraída por la aplicación HealthKit y la API de Core Motion. La Universidad de Oxford, Sage Bionetworks y la Universidad de Rochester han creado funcionalidades adicionales para la recopilación de datos sobre las actividades motoras, la aptitud, la cognición y la voz. 

En ResearchKit ya se han desarrollado aplicaciones para la investigación de enfermedades como la diabetes, el asma, el Parkinson y el cáncer de mama: 

– La diabetes: el Massachusetts General Hospital ha desarrollado una aplicación llamada GlucoSuccess, que permite a los investigadores entender cuáles son los aspectos que influyen en sus niveles de glucosa en sangre: desde la actividad física hasta las dieta. Y también a los usuarios a entender qué tipo de alimentos, hábitos y ejercicios son buenos para su enfermedad. 

– El asma: el Hospital Monte de Sinai, el Weill Cornell Medical College y LifeMap han desarrollado una app, llamada Asthma Health, que permite recabar datos para investigar las causas más probables del asma. El objetivo final es intentar personalizar los tratamientos en función de los pacientes. 

– El párkinson: la Universidad de Rochester y Sage Bionetworks han creado la aplicación mPower para medir datos que pueden ser claves para detectar de forma temprana una enfermedad como el párkinson: la destreza, el equilibrio, la memoria y la forma de andar. 

– El cáncer de mama: el Dana-Farber Cancer Institute, la Fielding School of Public Health de la UCLA, Penn Medicine y Sage Bionetworks desarrolladoran la aplicación Share the Journey. La idea de los investigadores y desarrolladores que están detrás de esta app es extraer datos de valor sobre los efectos a medio y largo plazo de la quimioterapia en los pacientes. 

– Las enfermedades cardiovasculares: la Stanford Medicine y la Universidad de Oxford han lanzado la aplicación MyHeart Counts. La app pretende recabar datos que permitan establecer relaciones precisas entre los hábitos de vida y las enfermedades que afectan al corazón. 

BBVA Open4U - Apple ResearchKit

Síguenos en @BBVAAPIMarket

También podría interesarte