PropTech: el futuro del sector inmobiliario va de la mano de las nuevas tecnologías

3 min lectura
PropTech: el futuro del sector inmobiliario va de la mano de las nuevas tecnologías
PropTech: el futuro del sector inmobiliario va de la mano de las nuevas tecnologías

BBVA API Market

El sector inmobiliario no se caracteriza por un alto dinamismo, pero en su vertiente proptech —property technology o real estate technology— algunas startups y marcas más progresistas sí están adoptando las últimas tecnologías para mejorar los servicios, como la realidad virtual, la domótica, la digitalización de portales inmobiliarios o el open banking.

Es en este último sector en el que el mundo inmobiliario y las APIs de terceros convergen, aportando fluidez al proceso de venta y nuevos servicios a los usuarios que buscan vivienda. Ambos factores repercuten en una mayor conversión al evitar que el cliente abandone la compra. Y, por tanto, un mayor rendimiento económico para los portales que implantan estos métodos.

Así ha adoptado tecnología el sector inmobiliario

En los últimos años se ha visto cómo algunas ramas del sector inmobiliario, específicamente la parte comercial, adoptaba tecnologías digitales como pueden ser el uso de portales web o aplicaciones en el caso de dispositivos móviles. Estas herramientas han revolucionado el sector.

Al tiempo, se han convertido en grandes contenedores de datos, pudiendo procesar ingentes cantidades de información para extraer conocimiento del sector a través de la minería de datos y el análisis de tendencias; hasta el punto de desbancar a otros stakeholders de consultoría de datos como pudieran ser los colegios oficiales de registradores o el INE, como se muestra en el siguiente apartado.

En materia de construcción, la digitalización del entorno de trabajo a través de herramientas como BIM (Building Information Modeling) ha disminuido los errores de ejecución, así como distintas técnicas digitales basadas en radiofrecuencia han reducido aún más los accidentes laborales.

De cara al futuro comprador, la presencia desde la fase de diseño de elementos como aerotermia controlada por inteligencia artificial, o la pre-robotización de la casa a través del internet de las cosas (IoT, internet of things) ha supuesto un aliciente para la compra y un aumento importante del valor de la vivienda.

Una de las últimas adopciones tecnológicas, también dirigida al confort del usuario final del inmueble, es la fusión entre portales de compra y servicios bancarizados, como la solicitud de hipotecas, a través de APIs bancarias. Esto simplifica de forma notable la experiencia de usuario y convierte el proceso de elección y compra de una vivienda en un proceso más fluido.

El acceso a la financiación de una hipoteca

Según el portal inmobiliario Fotocasa, en su informe ‘Perfil del hipotecado español’ (2020), el 79% de los españoles necesitan pasar por una hipoteca para adquirir una vivienda, convirtiéndose la financiación en la barrera final en el proceso de compra. Una que no todos pueden cruzar en las mismas condiciones y que dificulta la compra.

El trámite hipotecario puede complicar sobremanera el proceso de adquisición de un inmueble cuando, una vez pactado un precio por el mismo, el comprador se ve incapaz de acceder a ciertas condiciones de financiación; o en cualquier situación de corte similar. Por eso un 12% de aquel 79% necesita, además de la ayuda del banco, la ayuda del entorno familiar.

Conocer de antemano el mercado de viviendas disponibles a las cuales se puede acceder en base a las opciones de crédito, así como en qué condiciones se prestan estas según la capacidad personal de cada solicitante, es clave no ya durante el proceso de compra, sino durante el proceso de búsqueda de viviendas. Esto ahorra tiempo tanto al comprador como al vendedor.

Proptech y las nuevas tecnologías

 

También podría interesarte