Las APIs, el corazón de la revolución fintech

4 min lectura
23 junio 2016
Las APIs, el corazón de la revolución fintech
Imagen de la persona

BBVA API Market

Hace algo más de 10 años, las empresas digitales que hoy se han convertido en gigantes fueron las primeras en abrir sus APIs a terceros. Cualquier gran empresario del siglo pasado se rasgaría las vestiduras si su compañía mostrase de par en par gran parte de sus tripas a otras empresas, pero detrás de esa decisión de compartir la información subyace todo un cambio de mentalidad: empresas como Twitter, Facebook o Foursquare buscaban crear un ecosistema de servicios y productos alrededor de su propia oferta, reforzando así su atractivo y alcance aun a costa de crear nuevos negocios que otros rentabilizan directamente.

Ahora esa estrategia, asumida como paradigma básico de la economía digital, es ya una realidad tangible en los bancos más dinámicos, que operan en un sector con peculiaridades muy marcadas, como su carácter sistémico y su estricta regulación internacional.

BBVA organizó el pasado 20 de junio en su Centro de Innovación de Madrid la Fintech University, todo un día para compartir experiencias y conocimientos alrededor de la revolución digital en las finanzas en el que se habló, y mucho, de APIs. Cuatro startups españolas de este sector contaron sus experiencias con las APIs, claves en el desarrollo de su negocio.

La base de todo son las APIs, cuya información abierta se mezcla y se destila para los usuarios de la app, en un modelo de negocio de momento gratuito, en busca de volumen, pero que será de pago en diferentes capas y niveles según el grado de sofisticación de los datos.

“Evidentemente la aplicación sin APIs sería inviable”

“Una API no deja de ser una fuente de datos de un tercero, a la que te deja acceder para que uses su información. Nuestro valor añadido es que podemos acceder a un montón de fuentes de datos que generan un volumen de información tan valiosa como difícil de manejar. Nosotros la desgranamos al milímetro, y la ofrecemos muy masticada”.

La aplicación del big data para mejorar la gestión comercial es también la clave de GeoBlink. Se trata, explica uno de sus creadores, Jaime Sánchez Laulhé, de una aplicación dirigida a empresas que tengan una red de puntos de venta: gracias a GeoBlink pueden conocer al detalle cómo rinde cada uno de esos puntos, qué está afectando a sus resultados, dónde abrir nuevas tiendas y geolocalizar sus campañas de marketing directo. Todo se basa en software de código abierto, como Angular (desarrollado por Google), Node, Postgresql y Mongo.   

Las APIs también son fundamentales en el modelo de Bankast, una empresa creada en Valencia y liderada por Carlos Castellanos que ofrece pagos inmediatos entre cuentas corrientes, 24 horas al día, siete días a la semana. La conexión a un banco, entendido como proveedor de servicios de pago y gestor de una cuenta, es mucho más robusta a través de un API”.

Y, en este sentido, matizó: “No hablamos de seguridad, que también, si no, sobre todo, de disponibilidad y rapidez, que para el usuario es muy importante. Si contamos un API, el proceso será mucho más robusto y escalable: dicho de otra forma, la gente podrá hacer uso de sus cuentas corrientes para pagar en muchos más casos. Es la mejor herramienta que podría haber”, explica Castellanos. 

No puedo dedicar tiempo y dinero a obtener una información que otros me dan, y además muy bien, como las Open APIs de BBVA

El usuario sale ganando, y eso es lo más importante, pero las ventajas para la empresa que recurre a APIs de terceros también son evidentes. Anfix, una plataforma de gestión online para pymes y autónomos, es un buen ejemplo, como explicaba en la Fintech University Miriam Bailón, una de sus promotoras: “Nosotros tenemos un gran producto, pero no podemos desarrollar todas sus vertientes. ¿Qué mejor que aliarse con quien está especializado en dar ese tipo de servicios, para ofrecer el mejor servicio posible a nuestros clientes? Yo no puedo dedicar tiempo y dinero a obtener una información que otros me dan, y además muy bien, como las Open APIs de BBVA”.

Otro concepto informático ya mucho más habitual, el cloud computing, es básico para Anfix, ya que en la nube es donde se almacena toda la información de sus usuarios: “No basta con hacer un back up, como creen muchas empresas de tamaño medio. En la nube los datos están mucho más seguros”, asegura Bailón.

En la misma línea, Sanjulián resalta la mayor seguridad que ofrecen las APIs: “Las APIs funcionan también como una serie de capas de seguridad, y de hecho es más sencillo falsear datos a través de una tarjeta de crédito, que no deja de ser un trozo de plástico, que en una comunicación informática que está muy encriptada”.

En la era de las plataformas abiertas, puede que el cambio más necesario sea el de mentalidad

A pesar de su juventud, José Luis San Julián tiene ya una larga carrera en la creación y desarrollo de empresas digitales especializadas en apps. El último proyecto de su equipo es Chances, una aplicación que define gráficamente: “Metemos la capacidad analítica de grandes compañías en el bolsillo de un emprendedor, transformándola en un sencillo estudio de mercado”.

El creador de Chances entiende algunas reticencias, pero recuerda que “también había quien no se fiaba de las tarjetas de crédito”. En la era de las plataformas abiertas, puede que el cambio más necesario sea el de mentalidad: más allá de los avances tecnológicos, la clave es que ahora grandes empresas y startups deben trabajan juntos en una relación en la que todos ganen. Solo los que sean capaces de entenderlo liderarán la revolución de las fintech.  

Más información sobre ‘Fintech U’:

La banca cambia para adaptarse a la revolución ‘fintech’

La confianza es una barrera para las fintech

Mentalidad abierta y colaborativa: la clave para sumarse a la transformación digital

Si quieres puedes volver a ver el streaming completo de la jornada Fintech University.

Consulta más información sobre APIs financieras 

También puedes consultar un resumen completo de la jornada y un análisis sobre cómo el blockchain ayuda a la democratización de la banca.

Si te interesan las APIs financieras, puedes probar las de BBVA en su plataforma abierta.

También podría interesarte