APIs, Big Data y redes sociales: ¿El camino hacia un nuevo paradigma bancario?

APIs, Big Data y redes sociales: ¿El camino hacia un nuevo paradigma bancario?
APIs, Big Data y redes sociales: ¿El camino hacia un nuevo paradigma bancario?

BBVA API Market

APIs, Big Data y redes sociales: ¿El camino hacia un nuevo paradigma bancario?

El poder disruptivo de la economía de las apps está cambiando la cara de los servicios financieros. Las APIs han abierto un mundo de oportunidades que los nuevos actores están aprovechando, haciéndose con una creciente cuota de los servicios bancarios. Esto es especialmente relevante en el campo de los servicios de pagos transaccionales, asesoramiento financiero, comparativa de productos y gestión de las finanzas.

Según MuleSoft, una plataforma de integración con sede en San Francisco, una investigación de McKinsey señala que más del 30 por ciento de los ingresos de un típico banco europeo se encuentran en riesgo. En el Reino Unido, Google y Facebook están preparándose para ofrecer servicios financieros a los británicos. El Banco Central de Irlanda está a punto de autorizar a Facebook a operar como institución de dinero electrónico, permitiendo a los consumidores guardar su dinero y hacer pagos a través de la red social. Facebook también se está asociando con startups como Ripple, que operan en el área de las transferencias internacionales de dinero. Mientras tanto, desde el lanzamiento de Checkout (que recientemente se ha fusionado con Google Wallet), Google está colaborando con startups en el terreno del pago con móviles, tarjetas de fidelización y servicios de comparación de precios.

La competencia no llega tan sólo de la mano de Google y Facebook. “Las firmas de TI redefinirán la industria financiera”, afirma el analista de Forrester, Michael Facemire. “A través de la integración de sus numerosos activos digitales, compañías como Google podrían suministrar información financiera y oportunidades a sus usuarios, y abrir su plataforma a operadores financieros que quieran llegar a los consumidores con sus ofertas”, añade. Los bancos tradicionales se enfrentan también al asalto de otros gigantes como PayPal, Amazon, eBay y Twitter, que ya están tanteando las aguas financieras con cierto éxito. Especialmente en el ámbito de convergencia de los pagos con móviles y los puntos de venta minoristas, en donde por ejemplo Apple Pay está logrando avances significativos con más de 500 bancos ya suscritos. En Europa, Fidor Bank, un banco online 2.0 que aprovecha las TI y el poder de las comunidades online para resolver las complejidades y los costes de la banca tradicional, ha recibido recientemente la autorización de los reguladores alemanes.

“En el futuro pasaremos de tener unos cuantos bancos grandes a muchas pequeñas compañías. Esta tendencia también es bien recibida por los reguladores”, añade Facemire. ¿Un ejemplo? El Reino Unido, en donde en 2014 los reguladores pidieron pruebas de cómo un sistema abierto de API puede beneficiar a los consumidores, ayudándoles a comparar bancos y productos financieros.

Gianluca Brugnoli, profesor investigador de Diseño Interactivo y Experiencia de Usuario en la Politécnica de Milán (Italia), también cree que “las APIs accesibles al nivel de la población puede que sean la única opción de los bancos para navegar en este nuevo ecosistema”. Brugnoli cree que el desarrollo de apps móviles (por parte de los propios bancos o de terceras partes) que operen dentro del área de las APIs de información general, información personalizada y transacciones, sumado al aprovechamiento de las funciones de los aparatos móviles, beneficiará enormemente a los consumidores, colocando en la punta de sus dedos información, por ejemplo, de productos bancarios como tipos de cuentas, intereses de préstamos, depósitos, hipotecas, tarjetas de crédito, planes de pensiones, etc.

Las APIs están siendo utilizadas para ofrecer información y transacciones que satisfacen necesidades personales de clientes individuales que utilizan apps bancarias para saber el saldo de sus cuentas, transferir fondos, pagar recibos, gestionar tarjetas de crédito y alertas de seguridad. Pero es más, si te aprovechan las funciones de los aparatos móviles, las APIs de los bancos pueden facilitar el desarrollo de apps que usan las cámaras, los GPS y la comunicación “near field” para habilitar operaciones bancarias como pagos, geolocalización de sucursales, depósito y transferencia de fondos, y validación de operaciones en cajeros automáticos.

Entre las APIs que ofrecen los bancos para permitir a los clientes comprar productos como el préstamo o fondo que más les conviene, o para promocionar productos financieros de otros sectores (automovilístico, planificación de la jubilación o de los estudios universitarios, o el inmobiliario), se encuentran Plaid, Price My Loan, Tripalti y BankImport.

Para tener una visión general de las APIs de servicios financieros, consulta esta infografía de bbvaopen4u.

Sea cual sea el tamaño de la amenaza de cambio disruptivo, los bancos tienen una riqueza de datos transaccionales que les coloca a distancia de estos nuevos actores. Brugnoli cree que estos datos podrían permitir a minoristas y proveedores de servicios entender el patrón de consumo de sus clientes, contribuyendo eventualmente al surgimiento de nuevos canales de mercado y productos. La importancia de las APIs en este nuevo ecosistema será especialmente transformador si integran funciones de las redes sociales con los análisis de los big data.

Algunos bancos como el Royal Bank of Scotland y el español BBVA son pioneros en este sentido, al haber abierto aspectos de sus big data transaccional a desarrolladores de apps dispuestos a hacer realidad este nuevo modelo.

En 2013 BBVA lanzó InnovaChallenge, un datathon que promueve una relación abierta y colaborativa entre el banco y la comunidad de desarrolladores. Tal y como explica Mark Boyd en un artículo publicado en 2013, “BBVA Innova Big Data Challenge facilita a los participantes conjuntos de datos de transacciones financieras no identificables a través de una API, y se les anima a utilizar esos datos y otros productos API para crear una app dirigida al consumidor, a los negocios o al sector público, o para definir una herramienta web o visualización de datos que aporte una aproximación única y creativa a los datos”.

Demostrando ser aún más exitosa que la edición de 2013, el InnovaCallenge MX atrajo a 378 desarrolladores de 36 países. Un total de 50 participantes llegaron a la ronda final. Relocation Assistant, una app desarrollada por Luca Chiarandini que facilita a los usuarios elegir el mejor barrio en el que vivir, y Pear Campaigns, una app creada por Jordi Nin Guerrero para ayudar a los usuarios sin experiencia a diseñar campañas efectivas de geomarketing, ganaron en las categorías para ciudadanos y para empresas, respectivamente. Socio, una app de crowdsourcing, y Optim, una app de ocio y viajes, obtuvieron el segundo y tercer lugar en la categoría de ciudadanos. La app transaccional interactiva Flux MX y App Data, una aplicación para estrategias de desarrollo de negocio, lograron el segundo y tercer puesto respectivamente en la categoría para empresas.

Se repartieron 60.000 euros en premios, con 15.000 euros para los ganadores en cada una de las dos categorías. Los segundos y terceros puestos obtuvieron 10.000 y 5.000 euros respectivamente.

“Los resultados de estos proyectos demuestran el valor que los emprendedores y desarrolladores pueden aportar a una gran corporación que adopta la innovación de una manera realmente abierta”, aseguró Gustavo Vinacua, director del Centro de Innovación de BBVA, durante la presentación del concurso.

Si te interesa el mundo de las APIs, puedes descubrir más sobre las APIs de BBVA aquí.

También podría interesarte